Obra permanente de artista colombiana hace parte de la renovación que implementó el MTA en una de las estaciones del tren de Nueva York

28/11/2017
Obra permanente de artista colombiana hace parte de la renovación que implementó el MTA en una de las estaciones del tren de Nueva York

 

Nueva York (nov. 28/17). Los cientos de usuarios que llegan diariamente a la estación del tren Prospect AV, ubicada en Brooklyn, uno de los Borough de Nueva York, no solo encuentran un espacio renovado, con más iluminación, más segura y con tecnología que facilita su tránsito, sino un sello artístico que toma un nuevo impulso en la capital del mundo: arte público.

Con ‘Duración’, la artista colombiana, Monika Bravo, hace parte de la nueva imagen de la emblemática estación Prospect AV que tiene a partir de noviembre, fecha en la que reabrió sus puertas luego de cinco meses de trabajos, una nueva infraestructura y una huella artística colombiana.

La artista Bravo fue nominada, junto con 11 artistas más, por un panel de expertos para que participara en la convocatoria del programa de Arte y Diseño de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, por su sigla en inglés) que promueve, con ocasión de estas intervenciones, el arte público en las estaciones del tren.

Luego de un proceso que adelantó el MTA, la autoridad de transportes encargó, desde septiembre a 2016, a tres artistas de los 11 nominados para que intervinieran los espacios de tres estaciones: Prospect avenue, trabajo hecho por Monika Bravo; 53rd Street, quien tiene el trabajo de Mickalene Thomas, y Bay Ridge, el de Kathy Fischer.

Para la artista, estar presente en una de las estaciones del tren con una de  sus obras es una gran responsabilidad por lo que implica su compromiso hacia el arte público. “El arte tiene que conectar con toda la sociedad, y por lo tanto su impacto es mayor cuando se logra establecer más allá de las instituciones culturales”.

‘Duración’ está compuesto por cinco mosaicos en toda la estación, dos hacia el sur y tres hacia el norte. En palabras de la artista, el título hace alusión al filósofo francés Henri Bergson y su concepto de la duración del tiempo, el cual nos habla de la diferencia entre el tiempo que medimos en intervalos y el tiempo de nuestra experiencia.

“Las composiciones son una arqueología de mis últimas obras desde el 2012”, precisa la artista, quien indica que estas obras forman un mosaico de capas con formas que provienen del origen de la abstracción en la modernidad combinadas con imágenes pixeladas de satélite, mapas históricos y fotos de la zona de algunos edificios emblemáticos impresas en las teselas de vidrio. Esta pieza es el resultado de la investigación en curso de Bravo sobre el color y el ritmo.

“Con la obra quiero darle al espectador la sensación de presencia en un espacio que es ausente de intimidad al estar negociando el espacio personal en un lugar público, como lo es una estación de metro”, aseguró la artista al explicar lo que pretende despertar en los espectadores con ‘Duración’.

La artista colombiana trabajó con el taller Franz Mayer de Múnich y sus artesanos italianos en Alemania, para lograr traducir el lenguaje material que provenía de pixeles en teselas de vidrio.

 

font + font - contrast